La higiene oral de tu mascota

¿Que es la higiene oral?

Son todas las medidas destinadas a cuidar y mantener la salud buco dental de nuestras mascotas, la cual es muy importante para su salud general ya que no realizarla puede provocar desórdenes alimenticios por dificultad en la alimentación y problemas serios de salud al afectar la posible infección periodontal a órganos internos, principalmente las válvulas del corazón.

¿Cuando debemos hacer higiene oral?

La higiene oral debemos empezarla desde la edad joven de la mascota, vigilando el correcto desarrollo de la dentición de leche y su cambio a la dentadura definitiva.

En una mascota adulta, con la dentadura ya definitiva, debemos mantener su limpieza; para ello, además de una correcta alimentación, tenemos diferentes alternativas tales como pastas dentales, snacks limpiadores del sarro, colutorios, etc. Y si aún así nuestra mascota acumula sarro, entonces es cuando recomendamos traerla a las clínicas para realizar nosotros una limpieza oral.

¿Qué hacemos en los cachorros o gatitos?

En un cachorro o un gatito lo que debemos observar es la posición y desarrollo de los dientes de leche, la forma de la mordida, etc.

Podemos aprovechar además para acostumbrarles a lo que será posteriormente el cepillado de los dientes y que lo aprendan como algo normal; para ello suele bastar con cepillar o masajear los dientes simplemente con un cepillo dental e cerdas muy blandas y agua, de modo que se acostumbren a ello.

Desde los cuatro hasta los seis meses es cuando realizan el cambio de los dientes de leche a la dentadura definitiva. En este periodo debemos estar seguros de que cambia todas las piezas y no retiene ninguna pieza de leche. Si es el caso debemos plantear extraerla para que no deforme la salida del diente definitivo y no acumule suciedad entre las dos piezas.

¿Qué hacemos en los adultos?

Ya con la dentadura definitiva es cuando adquiere más importancia una buena alimentación que fortalezca las piezas y evite la formación de sarro. Aún con esta alimentación, es inevitable que la boca vaya acumulando suciedad, lo cual lleva a la formación inicial de la placa bacteriana y posterior placa de sarro, por esto es también muy importante que les ayudemos nosotros a mantener la higiene de la boca.

Para conservar la boca limpia hay varias opciones. Lo que mejor funciona es el cepillado con pasta de dientes especial para mascotas (las de humana, al tragársela, les puede provocar fuertes gastritis); incluso hoy en día, para aquellos un poco más rebeldes que no se dejan cepillar, contamos con pastas enzimáticas que eliminan la placa bacteriana sin necesidad de ese cepillado.

Otras opciones que podemos sumar a la pasta dental son los snacks limpiadores del sarro. Son premios comestibles que actúan, cuando la mascota los muerde, de manera abrasiva sobre la placa bacteriana del diente. Los debemos dar a diario.

También contamos con colutorios, es decir líquidos que mezclamos con el agua de bebida y que al pasar por la boca de la mascota antes de tragarlo hacen el efecto limpiador sobre la placa bacteriana.

Y por último podemos optar por los polvos enzimáticos, que son productos que se mezclan con la comida diaria y hacen ese efecto abrasivo sobre la placa bacteriana que buscamos.

Estas tres opciones, para que sean realmente efectivas, se deben ejecutar a diario y, si es posible, como complemento al cepillado o pasta enzimática.

¿Y si ya tiene sarro?

El sarro es la placa oscura que vemos pegada al diente; es consecuencia de no haber quitado la placa bacteriana inicial, lo cual desencadena que dicho sarro se va acumulando encima de la pieza dentaria y pegado a la encía. A largo plazo irá provocando una retracción de esa encía hasta llegar incluso a facilitar la caída de la pieza dentaria afectada.

Para quitar la placa de sarro lo único efectivo es realizar una limpieza oral mediante ultrasonidos.

Estas limpiezas las realizamos en la clínica veterinaria y siempre bajo sedación de la mascota. Consisten primero en quitar la placa de sarro con los ultrasonidos, posteriormente hacer un curetaje para eliminar la placa bacteriana original entre el diente y la encía, y por último realizar un pulido dental para reparar los daños en el esmalte dental.

Pero una limpieza dental realizada en la clínica no es sinónimo de solución al problema. Lo que nos va a permitir es volver al punto de partida de la boca limpia y sana para poder aplicar todas las medidas preventivas explicadas antes y así evitar o retrasar en lo posible el acumulo de nueva placa bacteriana.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Mantente informado de nuestras novedades.

WECAN La Colina   |   C/ Moscú 39. Coslada   |   Ver mapa

Lunes – Viernes 10:00 a 14:00 y 17:00 a 20:30

Sábados 10:00 a 14:00

916 698 689

WeCan La Colina

C/ Moscú 39

Coslada

HORARIO

Lunes – Viernes 

10:00 a 14:00 y 17:00 a 20:30

 

Sábados 

10:00 a 14:00

Mantente informado de nuestras novedades.

WECAN La Colina   |   C/ Moscú 39. Coslada   |   Ver mapa

Lunes – Viernes 10:00 a 14:00 y 17:00 a 20:30

Sábados 10:00 a 14:00